El comienzo

Todo comenzó en la Segunda Guerra Mundial donde se vio la necesidad de comunicarse a distancia, por lo que Motorola creó un equipo militar llamado Handie Talkie H12-16 para comunicaciones vía ondas de radio con banda de frecuencias por debajo de los 600 kHz.Su salto a los sistemas civiles sucedió a finales de la década de los 40 con sistemas de radio analógicos en frecuencias FM principalmente y con servicios en las bandas HF y VHF ofrecidos por la americana Bell. Los primeros equipos tenían poco de ‘móviles’, eran enormes y pesados por lo que su uso casi estaba limitado a bordo de automóviles. El precio de los equipos y del servicio de Bell era carísimo como puedes suponer.

Tuvo que pasar una década, más de quince años de investigación y una inversión de 100 millones de dólares hasta que en 1983, Motorola, culminó el proyecto lanzando el considerado como ‘primer teléfono móvil de la historia’: el Motorola Dynatac 8000x (Dynamic Adaptive Total Area Coverage)cuyo prototipo Cooper utilizó en su famosa llamada a su rival. El dispositivo medía 33 x 4,5 x 8,9 centímetros y pesaba 800 gramos, ofreciendo además del típico teclado numérico (keypad) telefónico, tenía nueve teclas especiales. Su autonomía era de solo una hora en conversación (ocho en espera) y costaba la friolera de 4.000 dólares de la época. Aún así fue todo un éxito y en su primer año vendió 300.000 unidades.

 

En 1994, desde Finlandia, llegó el Nokia Mobira Talkman, el primer teléfono portátil de la compañía aunque dos años antes comercializó el Nokia Mobira Senator que pesaba más de 10 kilogramos y se instalaba en automóviles. El Talkman era una versión reducida de éste que intentaba aprovechar las limitaciones del Motorola Dynatac 8000x a costa de tener que cargar una mochila que incluía una batería de tamaño gigantesco, muestra de las limitaciones de la época. Costaba 4.500 euros.

En cuanto a Motorola, continuó innovando y en 1989 lanzó al mercado el Motorola MicroTAC, la versión reducida en tamaño y avanzada en autonomía del primer móvil Dynatac 8000x. Las primeras versiones eran de teléfonos analógicos antes de la llegada de GSM. Una de sus peculiaridades que se usaron en las siguientes décadas fue un nuevo e innovador diseño, donde el portavoz se doblaba sobre el teclado.

Evolución en los años 90

Motorola y Nokia fueron los fabricantes más destacados en los años 90. Una etapa de evolución que vio la llegada de terminales como el Motorola 2900 Bag Phone (1994) un terminal enfocado a su uso en automóviles (mucho más ligero que generaciones anteriores) y que se ofrecía en una bolsa que contenía el transceptor y batería, que podría usarse también en movilidad. A pesar de la llegada de los primeros terminales verdaderamente móviles, los teléfonos con bolsa fueron populares hasta bien entrada la década de los 90.

– Motorola StarTAC (1996) El primer teléfono móvil que hacía honor a su nombre y el primero en forma de concha (clamshell), ya que se doblaba por la mitad como puedes ver en la imagen facilitando su transporte en un formato tan compacto como innovador para la época. En 2005, PC World ubica al StarTAC en el puesto 6 en el ránking de los 50 artefactos más grandiosos de los los últimos 50 años.

– Nokia 3210 (1999) Uno de los más avanzado de la época aunque tenía problemas de cobertura en algunas regiones al no incluir antena exterior. Por primera vez un móvil estaba destinado al público juvenil por su precio contenido, la inclusión de juegos como Snake, carcasas intercambiables y tonos de llamada personalizables. Vendió 150 millones de unidades, el más popular de la década.

Comienza el siglo 21  e irrumpe en nuestras vidas el Iphone

El primer iPhone fue presentado por Steve Jobs el 9 de Enero del año 2007, el teléfono que revolucionó el sector de la telefonía móvil para siempre. De hecho, Apple lo anunciaba así en su keynote. Apple reinventa el teléfono, Apple reinvents the phone with iPhone. ¡Y vaya si lo reinventó! El terminal se denominó simplemente como iPhone. Tras la salida de la segunda versión, – el iPhone 3G –, se le pasó a conocer como iPhone 2G, iPhone original, o iPhone clásico, o simplemente, el primer iPhone de la historia.

El iPhone fue un terminal rompedor para la época. No tenía teclado y sólo unos cuantos botones. El de encendido, el botón home y los controles de volumen. Todo lo demás quedaba relegado a su enorme pantalla. Y es que si ahora nos parece una pantalla pequeña (era de solo 3,5 pulgadas), la verdad es que era enorme comparada con los teléfonos móviles de la época.

Si echamos la vista atrás el iPhone era totalmente rompedor. La mayoría de móviles del mercado eran de tipo T9 con doce teclas con alguna más para acceder al menú, retroceder y algún que otro acceso directo. Los smartphones más avanzados tenían teclado QWERTY, que servían para teclear más rápido pero sin conseguir nada extraordinario. La mensajería instantánea en el móvil apenas existía. Cómo no, también existían modelos con pantalla táctil, pero eran poco intuitivos o funcionales.

Apple supo redefinir por completo la forma con la que interactuamos con la interfaz del móvil. Hasta tal punto que estaba años por delante de la competencia. El iPhone sentó las bases del concepto que tenemos actualmente de teléfono móvil. Concepto que sigue vivo en la actualidad. Y más vivo que nunca.

La verdad es que si cogiesemos hoy un iPhone original, diez años después de su lanzamiento, simplemente nos parecería un cacharro obsoleto. Para empezar, ¡no tenía App Store! La verdad es que en el iPhone 2G no se podían instalar aplicaciones. La App Store no llegó hasta mucho después. Por cierto, no fue la propia Apple la primera en permitir instalar aplicaciones de terceros, sino la comunidad de hackers, que después de hacer jailbreak podías instalar Cydia, la primera “tienda de aplicaciones”.

Entonces, ¿si el iPhone no tenía App Store, qué cosas podíamos hacer con el terminal? El iPhone de serie venía con varias aplicaciones: SMS, Calendario, Fotos, Cámara, YouTube, Bolsa, Mapas, Tiempo, Reloj, Calculadora, Notas, Ajustes, iTunes, Mail, Safari y iPod. Y sí. Por raro que pueda parecer, también tenía una aplicación llamada Teléfono. La verdad es que el móvil de la manzana no hacía muchas cosas. Pero las que hacía las hacía bien. Como decía Steve Jobs en la presentación del iPhone: “simplemente funciona”.

El diseño también era rompedor. Revolucionario. La parte frontal estaba formada por una pantalla táctil. Nada de botones que rompieran la estética. La parte trasera estaba formada por un cuerpo metálico — con el inconfundible logo de Apple con la manzana mordida —, y una banda de plástico de color negro. Aún a día de hoy, sigue siendo un diseño que no pasa de moda.

El primer iPhone supuso toda una revolución para la web. En aquella época consumir información desde el móvil era una tarea engorrosa, lenta y poco atractiva. Tenías que moverte por la página web con botones. Una tarea muy poco intuitiva. Safari solucionó este problema. Con el dedo era mucho más natural moverte por una página web. Hacer zoom pellizcando la pantalla con dos dedos era algo impensable.

10 años después del primer iPhone es impensable que exista alguien que no tenga smartphone, ya sea de Apple o de cualquier otra marca con Android. Todos están basados en el mismo concepto. Y es que los smartphones actuales han sustituido a decenas de gadgets: calculadoras, linternas, escáners, cámaras de fotos, blocs de notas de papel, agendas, consolas, radios. ¡Hasta las tarjetas de crédito! Para muchas personas, también ha conseguido sustituir a los ordenadores de sobremesa y portátiles.

El primer iphone no contaba con conexión a redes 3G, que por aquel entonces contaban con gran popularidad en Europa. Tampoco tenía GPS (pero la aplicación Mapas permitía geolocalización aproximada con la señal de las antenas GSM tampoco hacía grabación de vídeo, funcionalidad que no llegaría hasta el iPhone 3GS.

En cualquier caso, el iPhone supuso todo un reto de innovación y talento, y se convirtió en el modelo a seguir (y copiar), por el resto de la industria. Por el camino, cayeron muchos que no supieron adaptarse, como Palm, Blackberry o Nokia.

 

La era Google Android y Samsung

  • De WhatsApp a Instagram, de Twitter al correo electrónico y Facebook para el final. Apps para ligar, para leer los periódicos, para retocar fotos… Todo eso sin levantar la vista de una pantalla de unas cuantas pulgadas que nos cabe perfectamente en el bolsillo del pantalón…

Android fue adquirido por Google a la firma del mismo nombre en 2005 pero el lanzamiento del iPhone quebró los planes del gigante de Internet. Sus responsables admitieron después que el iPhone estaba a años luz de su desarrollo en 2007 y su primer smartphone no llegó hasta octubre de 2008 con el HTC Dream.Pero la ‘venganza’ se sirve fría y frente al modelo propietario y exclusivo de Apple con iOS, Google presentó Android en noviembre de 2007 junto a la fundación de la Open Handset Alliance, un consorcio de compañías de hardware, software y telecomunicaciones para avanzar en estándares abiertos.

Android se ofreció a los fabricantes libre de royalties permitiendo incluso la implementación de capas a modo de interfaces personalizables por los distintos fabricantes. La apertura de una tienda de aplicaciones similar a la App Store acogió a un gran número de desarrolladores asegurando la llegada de aplicaciones de terceros que actualmente sobrepasa el millón.

Un número incontable de compañías y productos usan Android, actualmente el sistema operativo líder del mercado de smartphones y tablets. Samsung, el fabricante de Android más destacado, hace tiempo que batió a Apple en smartphones y a Nokia en móviles, convirtiéndose en el primer productor mundial.

El lanzamiento de los sucesivos iPhones de Apple y el auge de Android, han terminado con el dominio de RIM, Motorola y Nokia en décadas pasadas, poniendo al trío en una situación comprometida. Si el futuro de RIM es oscuro, el de Motorola dio ayer mismo un vuelco tras su venta a Lenovo.

En cuanto a Nokia, su venta a Microsoft garantiza la continuidad de la compañía pero utilizando en exclusiva Windows Phone. Tercera plataforma móvil tras Android e iOS que a pesar de sus avances notables en los últimos trimestres está limitado a una cuota de mercado mundial aproximada del 5 por ciento, impropia de dos gigantes como Nokia y Microsoft.

Redes, de 1G al 5G

Hubiera sido imposible la popularización de los teléfonos móviles sin la estandarización, mejora y evolución de los protocolos para redes de comunicaciones y su soporte por las operadoras. Así, tras las primeras comunicaciones vía ondas de radio con banda de frecuencias por debajo de los 600 kHz, las posteriores en AM y FM, los servicios de Bell y Ericsson en los años 50 y 60, llegó esa primera llamada de 1973 que popularizó todo el sector.

Aunque la primera llamada se realizó ese 3 de abril de 1973, no fue hasta 1979 cuando Japón se convirtió en el primer país en contar con servicio de telefonía celular, mientras que a Europa llegó en los países escandinavos en 1981 y Estados Unidos habilitó el servicio comercial en 1983 con una red de AT&T que precisamente diseñó el receptor de la primera llamada y rival de Cooper, Joel Engel.

La primera generación 1G fue responsabilidad de Ericcson con el sistema NMT y seguía utilizando canales analógicos. En 1986, la compañía modernizó el sistema funcionando a frecuencias superiores de 900 MHz posibilitando servicio para un mayor número de usuarios. Además del NMT, en los 80 se desarrollaron otros sistemas de telefonía móvil AMPS y TACS, utilizado en España con el nombre comercial de MoviLine.

La segunda generación 2G llegó en la década de los 90 con sistemas como GSM, IS-136, iDEN e IS-95. GSm fue el desarrollo más relevante ya que fue el estándar europeo de telefonía móvil digital. En el proyecto participaron 26 compañías europeas de telecomunicaciones y en 1992 se pusieron en marcha las primeras redes europeas de GSM-900 y los primeros teléfonos móviles GSM. Además de en Europa, GSM ha terminado imponiéndose también en Asia, América Latina, Oceanía y una parte de América del Norte. Se calcula en 3.000 millones de usuarios.

La necesidad de mayores velocidades de transmisión de datos y mayores capacidades que permitieran nuevos servicios dio paso a la tercera generación 3G, no sin antes pasar por el 2.5G que proporcionó el GPRS. El estándar europeo es el UMTS basado en la tecnología W-CDMA y está gestionado por la organización 3GPP, también responsable de GSM, GPRS y EDGE.

La cuarta generación o 4G sucede a las tecnologías 2G y 3G y ofrece, entre otras mejoras, mayor seguridad y calidad de servicio (QoS), junto a velocidades de acceso muy superiores a las anteriores mayores 100 Mbit/s en movimiento y 1 Gbit/s en reposo. Está basada completamente en el protocolo IP, siendo un sistema de sistemas y una red de redes, que se alcanza gracias a la convergencia entre las redes de cables e inalámbricas. Según Vodafone “el 4G tiene finalmente una razón y es el entretenimiento”. La norma LTE es la más extendida aunque no la única existente.

5G será la nueva revisión del sistema de conexión de red sin cables y se espera que esté disponible en 2020 en países como Corea del Sur y también en Europa con un proyecto de 50 millones de euros. Como 4G, la mayor velocidad de transferencia será su mayor avance con velocidades de bajada de hasta 10 Gbps (1,25 GB/s).

 

Futuro

– Mercado. La extensión del teléfono móvil continuará en esta década. Los últimos datos de 2013 hablan de 1.820 millones de teléfonos móviles vendidos en todo el mundo. Entre ellos, destacan los teléfonos inteligentes o smartphones que ya suponen el 55 por ciento del total tras superar por primera vez los 1.000 millones de unidades vendidas. La tendencia continuará en los próximos años y los ‘móviles tontos’ pasarán a mejor vida.

– Pantalla-Resolución. En los últimos dos años hemos visto un aumento progresivo del tamaño de pantalla desde los 3 a las 7  pulgadas abriendo una nueva subcategoría llamada phablet a medio camino entre smartphone y tablet, pero con funciones de voz. No creemos que el diseño de móviles de para más de las 6 pulgadas por lo que la tendencia futura pasa por aumentar su resolución nativa, dejando el Full HD para pasar a la Ultra Alta Resuloción 2K e incluso 4K.

– Precio. La revolución de los modestos está en marcha. Con el triunfo en Occidente de los smartphones chinos, se augura bajada de precios en el sector de la gama alta y apuesta por terminales más económicos principalmente en mercados emergentes. La siguiente revolución de smartphones por 100 dólares está en marcha.

– Redes. La extensión del 4G es el primer paso para consolidar la era de la movilidad mundial y las velocidades de bajada de hasta 10 Gbps (1,25 GB/s) que ofrecerá 5G un sueño para el usuario pero que obligará a grandes inversiones por las operadoras. Las tarifas planas de datos es un aspecto que los proveedores pretenden revisar.

– Autonomía. Uno de los aspectos que necesitan avanzar. En medio de tanta innovación en las últimas décadas, la autonomía de un smartphone actual no alcanza ni un día de trabajo de uso mediano. Obviamente, su potencial es muy superior y son verdaderos equipos informáticos en miniatura pero aún así será un caballo de batalla para próximas generaciones de smartphones.

– Nuevos conceptos de smartphones. Con el rendimiento, memoria y capacidad garantizada, la llegada de tecnologías de pantalla flexibles dará paso a una nueva generación de terminales móviles. Los primeros modelos de pantalla curvada han llegado de la mano de LG y Samsung pero solo será el comienzo. La entrada en juego de ‘wearables’ como los relojes inteligentes permitirán nuevas posibilidades y quizá en un futuro el smartphone sea la base pero no el dispositivo principal de comunicaciones.

Los smartphones chinos

Los fabricantes asiáticos entraron en el sector en 2011 con un objetivo muy claro, triunfar. Y lo han conseguido, tanto en el mundo como en España. Según la firma de análisis Trendforce, la venta de este tipo de dispositivos en nuestro país creció un 370% en 2014 y su ritmo anual de crecimiento supera el 50%. Las razones de tan escandalosas cifras son dos: su económico precio que, ligado a unas buenas prestaciones.

De los móviles chinos a tener más  en cuenta por ofrecer una buena relación precio/calidad  son los de marcas destacadas:  Xiaomi, Meizu, Oneplus, Honor, Huawei, Oppo, ZTE o Nubia.

Bueno amig@s pues esto ha sido todo.  Evidentemente nos esperan muchas más cosas por llegar. Hasta otra amig@s.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies